Vídeo de boda en Jerez – Cortijo de Frías: Raquel y Nacho

Vídeo de boda en Jerez, boda vintage en el campo

Este Vídeo de boda en Jerez, fue muy especial para nosotros, Raquel  y Nacho huyen de lo típico y así lo reflejaron en cada detalle cuidado con mimo y pasión para que su boda fuera original y diferente. Quisieron celebrar su boda en el campo y eligieron un espacio único, rodeado de árboles y flores; el Cortijo de Frías, fue el lugar perfecto, donde la magia de sus rincones hizo que esta boda fuera tomando una forma especial, sentimientos de amor, que se reflejaron en cada uno de los familiares y amigos que acudieron a esta “fiesta del amor”, como decía Nacho en su lectura, fiesta preparada con mucho gusto, elegancia y ese toque vintage que nos encanta para el vídeo de boda.

Empezamos en casa de Nacho, que se encontraba en Cádiz Capital, muy cerquita de la playa. Con él fue todo muy sencillo, porque lo hacía todo muy natural, con una elegancia innata, que le viene de una madre, que es de esas señoras que brillan con luz propia y como no, Nacho lo ha heredado. Si a esa elegancia le sumas un traje hecho a medida y de una calidad excelente, los resultados está claro que son maravillosos.

En casa de Raquel, estaba todo bajo control, una tranquilidad que reinaba por todos los rincones y ella estaba en las manos del gran profesional Manuel Cecilio, que se encargó de peinarla y maquillarla. Cada minuto que pasaba, aunque Raquel ya es guapísima por sí sola, Manuel se encargaba de resaltar aún mas esas cualidades. Ya sólo faltaba colocarse el vestido de novia de José María Peiró, que ella eligió para uno de los días más importantes de su vida, un vestido de corte sencillo pero muy elegante y con un toque vintage que conseguía ir acorde con toda la boda que ellos habían preparado.

Boda vintage en el campo

Llegamos a Jerez y en el Cortijo de Frías ya estaba todo preparado, esto iba a ser una gran boda vintage en el campo, sólo faltaban los últimos retoques y pruebas de sonido para que todo estuviera en orden,  empezaron a llegar los invitados, la temperatura era perfecta, una suave brisa corría y hacía que toda la arboleda y la decoración que se había preparado para la ocasión bailaran lentamente. Minutos más tarde, estaría aquello lleno de gente, que por encima de todo demostraron un inmenso amor y cariño hacía Raquel y Nacho.

Fue entonces cuando llegaron los novios, cada uno en un bonito coche Mini,  ellos seguían demostrando que cualquier detalle que tuviera su boda vintage, iba a ser original y muy cuidado. Todo estaba ya en su sitio, sólo faltaba que empezara el espectáculo… y digo espectáculo porque lo fue de principio a fin, todo lo que nos habían contado en la preboda y la ilusión que desde el principio vimos en ellos, se reflejo en una ceremonia muy emotiva. Lecturas de familiares y amigos, recordando viejos tiempo en algunos casos y anécdotas de la vida, pero todos coincidían en sus discursos, en lo grandísimas personas que son Raquel y Nacho, en que se les quiere de verdad, por como ellos son.

Inma Márquez, esa pedazo de artista gaditana, acompañada por dos maestros a la guitarra, hacía con su cálida voz que todos los allí presentes viviéramos momentos mágicos, porque son de esas artistas que las puedes escuchar durante horas y te seguirá emocionando como desde el primer minuto.

Para terminar con una ceremonia tan especial, faltaban las lecturas de los novios, cada uno se dijo lo importante y maravilloso que era haberse encontrado y dieron las gracias a todos los allí presentes por acompañarlos.

La atmosfera que se respiraba parecía que no podía ser más emocionante, que habíamos llegado al máximo de ese sentimiento, pero no, todavía faltaba el momento más especial y sorprendente de todos, se levantaron familiares de los novios, incluso las dos pequeñas y hermosas damitas de honor y se unieron a Inma Márquez, para cantar la canción que se titula “Color Esperanza” de Diego Torres, todo un himno de optimismo y que hizo que a todos se nos pusiera la carne de gallina. Que más se podía pedir, era el colofón perfecto para una ceremonia increíble, sin duda disfrutaréis de este vídeo de boda en Jerez.

La noche siguió su curso y se produjeron más sorpresas, como la entrada al convite donde con la popular canción “No puedo Vivir sin ti” de Los Ronaldos, se formo una coreografía espontánea con amigos y familiares muy divertida. El Catering Saboga se encargo de servir unos platos riquísimos y acordes con la ocasión y por último para poner la guinda al pastel faltaba el baile de los novios, que por supuesto tendría otro gran momento cuando ellos se dirigían hacía la pista de baile, con un camino de velas y  todos los invitados haciéndoles un pasillo, quien mejor que el grupo de los Escarabajos (versionando a los Beatles) que tanto les gusta a ellos, para acompañar este baile y las horas siguientes donde todos bailaron y disfrutaron hasta la madrugada.

Solo podemos agradecer a Raquel y a Nacho que confiaran en nosotros para acompañarlos y ser testigos de este gran día, que sin duda estuvo incluso por encima de la expectación que había levantado en nosotros. Estamos seguros que seréis muy felices y os deseamos lo mejor hoy, mañana y siempre!!!

Aquí puedes ver más reportajes de bodas en Cádiz, esperamos que los disfrutéis.

Ceremonia y Celebración: Cortijo de Frías (Jerez)
Una Película de: www.pixelcreativo.es
Dirigida por : Carlos Rojas
Operadores de cámara: Eugenio Pancyrev y Carlos Rojas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *